Violento asalto en un kiosco a metros de la municipalidad

No le quiso vender una cerveza a un joven porque estaba cerrando el comercio y fue brutalmente agredida. Pegó con una botella en la cabeza y le provocó un corte. Luego la arrastró de los pelos y la tomó del cuello. El agresor fue detenido.

Una mujer fue salvajemente agredida en un hecho ocurrido este sábado, en un comercio ubicado en el centro de la ciudad, en la esquina de Santa Fe y Copiapó.

Se trata de una joven llamada Brenda, que sufrió heridas de consideración en una brutal agresión, mientras se encontraba trabajando en el kiosco denominado “La Renga”.

El hecho ocurrió pasadas las 21, cuando ingresó al comercio un joven, presuntamente con la intención de comprar una cerveza, aunque  se sospecha que en realidad fue con intenciones de robo.

El joven, identificado como Lautaro Ismael Oliva, quiso comprar una cerveza, pero la kiosquera se negó a venderle porque estaba cerrando el comercio.

Luego el joven salió del local y regresó unos minutos después simulando querer comprar un sandwinch. Pero en ese momento tomó una botella de vidrio y le pegó en reiteradas ocasiones, provocándole un corte en la cara. Luego la arrastró de los pelos y la tomó del cuello, con la intención de ahorcarla

“Gracias a Dios está con vida para contarlo, relató Silvia Ontivero, la madre de la víctima, quien indicó que su hija se salvó porque una mujer escuchó los ruidos y alertó a la policía.

“Una persona que iba en moto escuchó los gritos y se paró para alertar a los policías que estaban en las inmediaciones de la municipalidad”, explicó

“Le agradezco a esa mujer que le salvó la vida”, remarcó y también agradeció a la propietaria de un local lindante, porque en el momento el joven salió del kiosco, fue al negocio de al lado, donde le pidió un cuchillo, a lo cual la comerciante se negó a proporcionar.

“La estaba ahorcando contra la heladera, si no llegaban la policía, la mata”, aseguró, y remarcó que “a esa mujer le debo la vida de mi hija”. Además pidió que la mujer declare, porque dijo que “es testigo clave de todo lo que pasó”.

La mujer resaltó que más allá de la agresión, el joven también intentó robar el comercio, ya que además agarró una mochila e intentó llevársela.

Por su parte, el comisario Tomás Peñaloza aseguró que el joven está detenido a disposición de la justicia.

Está imputado por tentativa de robo en grado de flagrancia, en la causa que está a cargo del Juez Martínez, pero aclaró que también actúa el Juzgado de violencia de género por el hecho de la tremenda agresión.