Faltan huevos en las gA?ndolas y los que se venden subieron un 60%

Fue en los A?ltimos dos meses. Productores culpanA�al calor yA�a la sequA�a. TambiA�n dicen que el precioA�venA�aA�retrasado.

El huevo es un alimento muy nutritivo, casi infaltable en los hogares argentinos. En promedio, en el paA�s cada persona consume 274 unidades por aA�o. Por eso, en las carnicerA�as, verdulerA�as y granjasA�hay en estos dA�as sorpresas y quejas de los clientes.

Sucede que, en los A?ltimos meses, una serie de factores afectaron la actividad, la producciA?n cayA? y la escasez resultanteA�impactA? con fuerza en el precio. Tanto que ahora, segA?n un relevamiento deA�ClarA�nA�en negocios porteA�os,A�la docena pasA? a costar entre $ 40 y $ 66.

Eso representaA�aumentos del 50 al 70%A�en sA?lo dos meses, teniendo en cuenta que en febrero los mismos 12 huevos podA�an conseguirse a precios que oscilaban entre los $ 30 y los $ 40, segA?n el negocio.

El problema se evidencia en la poca cantidad que hay en las gA?ndolas de algunos supermercados y granjas. Pero tambiA�n lo admiten en la CA?mara Argentina de Productores AvA�colas (CAPIA), donde confirman queA�no sA?lo hay fuertes aumentos, sino tambiA�n escasez.

Javier Prida, presidente de CAPIA, reconoce que en lo que va de este aA�oA�el huevo subiA? un 57% en promedio en todo el paA�s, con variaciones que en algunas regiones fueron del 50% y que en otras llegaron a 63%.

a�?Esto se debe a que no hubo aumentos para el productor desde septiembre del 2015. HabA�a que hacerlo porqueA�los precios estaban muy atrasados. Todo lo que rodea a la producciA?n de huevos habA�a aumentado, menos el propio productoa�?, dice.

SegA?n la cA?mara, el sector estuvo afectado porA�muy altas temperaturas en enero y febrero, que hicieron morir a muchos animales y generaron que el resto de las gallinas comiera menos, bajando la producciA?n. TambiA�n dicen que influyA?A�el aumento del dA?lar, porque muchos de los insumos estA?n atados a la cotizaciA?n de esa moneda.

Por otro lado, apuntan a que la sequA�a encareciA? el precio de la soja y el maA�z, principales ingredientes del alimento balanceado que se les da a las gallinas. Y cuentan que, al tener precios “retrasados”, no pudieron “renovar los lotes productivos” al ritmo debido: “EstA?bamos trabajando con gallinas viejas, que producen menos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *