El Palacio Ramírez de Velasco detectó estafa contra Rentas Municipal

Al menos tres empleados que ya fueron separados realizaban un modus operandis con los pagos de tasas que hacían los usuarios que le generó pérdidas por más de un millón de pesos a la comuna. También serán denunciados penalmente. 


El secretario de Hacienda Municipal, José Martínez, informó de una estafa contra el Palacio Ramírez de Velasco que se dio en el área de Rentas Municipal donde tres empleados que ya fueron desafectados y denunciados, se quedaron con más de un millón de pesos del erario público.

El modus operandis consistía en que quedarse con plata del pago de tasas de los usuarios que se realizaban mediante tarjeta de crédito. Son unas 200 las operaciones por esta vía en las cuales se cometía fraude.

Los involucrados fueron apartados de su cargo y puestos a disposición de la justicia, mientras inicia la investigación penal correspondiente.

Martínez explicó que el proceso de investigación “inició con una auditoria interna en la Dirección General de Rentas en donde se detectó graves irregularidades internas en el proceso de pagos y liquidaciones de Tasas Municipales abonadas con tarjeta de crédito, de tal magnitud que podríamos estar hablando de una asociación ilícita con empleados involucrados, con responsables de carrera de algunas áreas de la Tesorería de Rentas”.

En este sentido, el Funcionario explicó que “en el proceso de auditoría y de investigación intervino Fiscalía, la Dirección de Despacho para llegar a la conclusión de apartar a estos empleados que estaban a cargo de la Tesorería Municipal, para luego proceder a una investigación administrativa que determinará quienes son los responsables en esta asociación”.

Martínez describió como era el proceso operatorio de esta asociación ilícita: “era compleja de determinar porque la forma de pago con tarjeta de crédito tarda en acreditarse en las cuentas del Municipio por parte de la tarjeta, unos días o semanas después impacta, y había contribuyentes que iban a abonar en efectivo, pero la gente de Tesorería no ingresaba el dinero a la caja, usaban la tarjeta de crédito de esos mismos empleados o parientes de los mismos, la pasaban como si el pago lo hubieran realizado en tarjeta y luego a los dos minutos anulaban la operación a la tarjeta”.

Además, agregó que “la persona que fue a pagar en efectivo, recibía el comprobante de pago debidamente hecho, dejaba la plata, pero no ingresaba a la caja de la Municipalidad porque hacían un cupón de la tarjeta como si hubieran pagado con tarjeta que eran la del Tesorero, Subtesorero o parientes de ellos”.

Recalcó que “luego de esto informaban a la tarjeta que esta operación estaba anulada, entonces la tarjeta de crédito no depositaba el dinero, eso hacía que a la semana se deberían haber acreditado esos cupones que fueron dados de baja y en los mismos controles que se debían dar en Rentas se perdían esos fondos, no aparecían en el balance contable”.

En tanto, el secretario de Hacienda Municipal confirmó que el director de Rentas, Pablo Seares continua en el cargo y forma parte en el proceso de investigación: “hay responsables penales, y en esto lo separo al Director de Rentas, habrá responsables administrativos, hay controles que fallaron seguramente, pero hacemos hincapié en que el mismo personal de Rentas estaba involucrado en esta asociación ilícita para el estado municipal”.

Martínez confirmó que los contribuyentes no se vieron afectados en este proceso: “el único perjudicado es el Estado Municipal porque al contribuyente se le entregaba el comprobante de pago en debida forma, lo que pasó es que no se ingresa el efectivo del contribuyente a las cajas municipales pero el vecino que fue a pagar tenía el respaldo del pago.