El fiscal Carlos Stornelli denunció que es víctima de una operación política

El funcionario judicial que interviene en el caso de los Cuadernos se refirió a una investigación en su contra que instruye un integrante de la agrupación kirchnerista Justicia Legítima.

El fiscal federal Carlos Stornelli aseguró que es víctima de una «operación política berreta» en su contra al ser consultado sobre una denuncia publicada en un blog.

De acuerdo al artículo, el juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla investiga una denuncia contra Stornelli por una presunta extorsión para evitar involucrar en la causa de los cuadernos al empresario Pedro Etchebest. Se señala como intermediario de la maniobra a Marcelo D’Alessio, a quien identifican como un abogado cercano al fiscal.

«D’Alessio es una persona que conozco, pero no me hago cargo de lo que haya dicho o de lo que pueda decir. No sé a qué responde todo esto. El denunciante es una persona que no conozco y que ni siquiera está nombrada en la causa de los cuadernos«, explicó Stornelli en diálogo con radio Mitre.

Y agregó: «Calculo que todo esto debe tener el objetivo de dañar, de ensuciar, de embarrar la cancha, de desprestigiarme y de sacarme de la causa de los Cuadernos«.

La denuncia por extorsión, que fue difundida en el blog del ex jefe de inteligencia de Montoneros Horacio Verbitsky, podría tener detrás una trama política. Al menos eso es lo que sospecha Elisa Carrió, quien aseguró que el magistrado Alejo Ramos Padilla responde a la agrupación La Cámpora.

Por lo pronto, Ramos Padilla es integrante y defensor público de la agrupación kirchnerista Justicia Legítima. Participó en varias movilizaciones junto a otros jueces y fiscales que forman parte de la organización que integran la ex procuradora Alejandra Gils Carbó y el polémico Enrique Senestrari, entre otros.

En sus antecedentes, acumula varias decisiones que generaron polémica. Por ejemplo, en Bahía Blanca fue denunciado por el magistrado que lo sucedió en el Juzgado Federal N° 1 por haber «dormido» una causa contra el empresario patagónico Lázaro Báez.

Alejo Ramos Padilla fue además el magistrado que frenó el nombramiento realizado por Mauricio Macri en el inicio de su gestión de los ministros de la Corte Suprema Carlos Rosenkrantz -hoy presidente del tribunal- y Horacio Rosatti.

A mediados del año pasado se volvió a enfrentar con la administración nacional al hacer lugar a una medida cautelar que ordenaba al Enargas que se abstuviera de cortarles el suministro de gas a las personas que no hayan pagado la factura.