Cifras escalofriantes: una mujer es asesinada cada treinta horas en el país

Clara Santamarina, coordinadora del Observatorio de Femicidios, confirmó que lo que va del año, hubo 25 casos según los datos del organismo. Destacó los avances que hubo sobre el tratamiento de la problemática.

La problemática de los femicidios sigue siendo uno de los temas centrales en los medios de comunicación, ante los numerosos casos que se conocen día a día.

En cuanto a las cifras, los números son escalofriantes, ya que informó que según los datos recabados por el organismo, ya se produjeron 25 femicidios en lo que va del año, lo que cada como parámetro, que una mujer cada treinta horas, es asesinada en el país por esta causa.

Otro de los indicadores alarmantes manifesta que en el 60% de los casos, los autores de los crímenes son parejas o exparejas, y que dos de cada tres mujeres mueren por femicidio en la Argentina.

Sobre estos registros, Santamarina explicó que los datos que ellos manejan son recabados de la información publicada en medios de comunicación de todo el país, por lo que advirtió que las cifras pueden ser aún mayores.

En ese sentido, en primer lugar agradeció la difusión de la problemática en los medios, ya que advirtió que “de esto no se hablaba en los medios hace diez años”.

“Hubo muchos avances en el tratamiento de los casos. Que se hable del tema es un avance extraordinario. Falta mucho aún, debería haber mayor capacitación en los medios para tratar el tema, pero sin dudas los medios están haciendo un aporte muy importante”, resaltó.

También destacó los avances logrados en relación a las respuestas del estado ante la problemática y en ese sentido remarcó el logro que significó la aplicación de la “ley Brisa”, mediante la cual los hijos de las víctimas de femicidio pueden recibir una reparación económica

“Fue un proyecto de ley que se presentó en el 2016, y salió en el 2018. A partir de ello, los hijos de las víctimas que quedan en el desamparo, pueden recibir el monto de una jubilación mínima”, destacó.

“Eso significa que el estado está dando respuestas más integrales. Es un avance importante”, dijo luego.

Sobre la problemática en sí, Clara Santamarina señaló que la problemática del femicidio “hay que pensarlo de manera integral, sino no hay manera de sortear esta crisis. No es un delito común y corriente”, completó.