Calculan que habrá más de 100 mil personas en la beatificación de Angelelli

El obispo Gustavo Braida manifestó que “Son cuatro personas que se jugaron en el camino de la fe en un momento histórico. Es un día para celebrar la vida de ellos”.

El obispado de La Rioja brindó en la jornada de hoy, una conferencia de prensa, en la cual se dieron a conocer algunos detalles en relación a la beatificación de Monseñor Enrique Angelelli, Wenceslao Pedernera, Carlos de Dios Murias y Gabriel Longeville, que se realizará el próximo 27 de abril en el Parque de la Ciudad.

El obispo Gustavo Braida, aseguró que para tal evento, se espera la presencia multitudinaria de más de 100 mil personas.

“Son cuatro personas que se jugaron en el camino de la fe en un momento histórico. La iglesia lo quiere celebrar reconociendo su paso a la beatificación, es un día de celebrar la vida de ellos”, remarcó y luego resaltó el mensaje que dejaron para la actualidad: “estamos llamados a jugarnos la vida por los demás”.

En cuanto a los detalles previos a la beatificación, informó que el mismo 27 de abril, pero a las 10.00, se realizará una misa en el predio del parque de la ciudad. Además habrá vigilias de tres días en Sañogasta, Chamical y Catedral, en tanto también se llevarán misas de acción de gracia en Sañogasta por Wenceslao Pedernera, en Punta de los Llanos por Angelelli y en Chamical por Carlos de Dios Murias y Gabriel Longeville.

El obispo indicó que para la ocasión llegarán delegaciones de Francia, del Vaticano, y del resto del país. “Estamos preparando para 100 mil personas. Hay mucho interés en todo el país”, remarcó.

Del mismo modo, se informó que ya hay tres hoteles prácticamente colmados para la fecha y por lo tanto piden la colaboración del Regimiento y de casas de familias que puedan alojar a los visitantes.

En otro orden, Braida se refirió a la situación social de La Rioja, sobre lo cual advirtió que aún no puede dar un panorama completo porque no tuvo el tiempo para recorrer todo el territorio. Pese a ello, consideró que La Rioja “es una provincia con muchas posibilidades de desarrollo”, y destacó que para ello, “tiene que darse una apertura a diferentes sectores”.

El obispo reconoció luego que el contexto “es complicado por la situación macro que es asfixiante”, pero sostuvo que “tiene que haber un dialogo profundo para buscar salidas”.

“Hay que mirar la realidad de manera más amplia”, dijo y si bien reiteró que “no he recorrido tanto la provincia como para hacer un análisis amplio”, remarcó que “vi situaciones de vida muy precaria en algunos barrios”, al mismo tiempo que enfatizó que “voy descubriendo gente muy valiosa en la ciudadanía, gente con chispa para aportar algo nuevo”.